Cinco Paul, Ken Daurio; basado en el libro del Dr. Seuss
John Powell
Jim Carrey, Steve Carell, Carol Burnett, Will Arnett, Isla Fisher, Amy Poehler, Seth Rogen, Jaime Pressly, Jonah Hill, Jesse McCartney. Voces en español: Rubén Cerda, Rogelio Guerra, Mariano Osorio, Montserrat Ontiveros, Juan Antonio Edwards, Eiza González

 
 
 
Horton hears a Who! (2008)
 
Estados Unidos
 
88 min.
Jimmy Hayward, Steve Martino
 

 

No podría incluir Horton y el mundo de los Quién entre las cintas de dibujos animados que más haya disfrutado en años recientes; no es particularmente hilarante ni ingeniosa, sus personajes no son tampoco material de memorabilia, pero hay un sutil mensaje de rebeldía en ella que uno agradece al salir.

Basada en un texto del Dr. Seuss, un célebre escritor de historias para niños —creador entre otros personajes de El Grinch—, esta película nos cuenta una anécdota realmente simple en la que Horton, un amable elefante, descubre la existencia de un microcosmos y una pequeña civilización que habita en una simple partícula de polvo depositada en una flor de diente de león.

Con la convicción de que una persona es una persona sin importar el tamaño que tenga, el elefante se propone buscar un lugar seguro donde nada ni nadie pueda hacerle daño a aquel pequeño mundo, lo que lo obligará a sortear toda clase de obstáculos.

Colorido, ágil, aunque con pequeños baches en su desarrollo, uno de los mayores defectos del filme es la enorme cantidad de personajes irrelevantes que rodean a los protagonistas, Horton y el alcalde de la microscópica Villa Quién, una ciudad, además, demasiado recargada de inútiles artificios visuales.

Sin embargo, si hay un elemento que destaca positivamente de todos los demás, es la villana de esta historia: una canguro que se erige como portavoz de la moral pública, que censura comportamientos y que sostiene que aquello que no pueda verse olerse o tocarse, simplemente no existe.

Sin que exista un claro depositario de la velada crítica que encarna este personaje, uno puede ver claramente representados a diferentes grupos, tan conservadores como potencialmente violentos que, basados en prejuicios y alegando proteger a los niños, anatemizan lo que no entienden y persiguen a quienes piensan diferente.

No niego que hacer una lectura como ésta de una película infantil puede parecer pretencioso, pero los rasgos son inconfundibles. Esta antagonista no sólo es inquisidora y llama al linchamiento de quien se opone a sus dictados, sino que contrata a buitres y gorilas para hacer el trabajo sucio que no se puede permitir hacer.

Ese microcosmos de Villa Quién —al que sólo Horton puede oír gracias a sus enormes orejas y a su disposición para escuchar lo que hay a su alrededor— no es sino una muy sutil alegoría de la vieja teoría de Galileo que sostenía que la Tierra giraba alrededor del Sol, misma de la que tuvo que desdecirse a cambio de conservar la vida.

Como dije, Horton y el mundo de los Quién puede no ser lo más entretenido que haya visto últimamente, pero su mensaje me parece sumamente valioso.

 
 
Creative Commons License
Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons,
con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.